ALLURINA MANIK

La joyería que Alicia Gaxiola reúne en la línea Allurina Manik está motivada por la idea de la confluencia entre líneas y figuras, entre culturas y arquitecturas. La unión de los opuestos, la convivencia entre elementos de la naturaleza y la revalorización de las distintas artes milenarias son la inspiración de las colecciones que dan vida a esta línea de joyería mexicana. Las primeras piezas salen del taller de su creadora en el 2012 en Culiacán, Sinaloa, donde se gestó la pasión que llevaría a Alicia Gaxiola a seguir con la antigua tradición familiar de escoger las mejores piezas de joyería para colecciones y ventas particulares. Desde entonces, Allurina Manik ha ido ampliando sus colecciones, materiales y clientes hasta lograr el reconocimiento de VOGUE México como una de las marcas mexicanas más prometedoras del momento.

 

La marca fusiona tres elementos en una pieza de joyería: la unicidad de la obra artística, la calidad de los materiales preciosos y la singularidad de su diseño. Cada pieza ha sido pensada como un diseño contemporáneo y atemporal que sale del taller como una obra hecha completamente a mano, siguiendo la visión ecléctica de su creadora.